Suecia multa a Google $8 millones por violar la ley del derecho al olvido

Suecia es el último país en utilizar el Reglamento General de Protección de Datos de Europa para multar a Google. El 11 de marzo de 2020, la Autoridad de Protección de Datos de Suecia emitió una multa a Google por 75 millones de coronas o $8 millones.

El razonamiento exacto detrás de la multa proviene de dos casos en los que Google no había eliminado los listados de búsqueda de solicitudes utilizando la ley del derecho al olvido. En 2017, el DPA sueco realizó una auditoría y «concluyó que una serie de listados de resultados de búsqueda deberían eliminarse y posteriormente ordenó a Google que lo hiciera». Luego, en 2018, el DPA siguió con otra auditoría y descubrió que Google aún no había cumplido plenamente y decidió emitir una multa a la empresa

Junto con multar al gigante de búsqueda, Suecia también está solicitando que Google vaya un paso más allá y deje de informar a los propietarios del sitio cuando se ha eliminado una URL. Actualmente, cuando Google elimina una página web de sus resultados de búsqueda, informa al propietario del sitio qué página se está eliminando y quién la ha solicitado.

Esta práctica da al propietario del sitio la oportunidad de mover la información a otra URL a la que todavía se puede acceder a través de la Búsqueda de Google, y esencialmente anula la ley del derecho al olvido. Es por eso que el DPA está emitiendo a Google una orden de cese y desistimiento contra informar a los propietarios del sitio cuando descarta una página web.

Google no tiene una base legal para informar a los propietarios de sitios cuando se eliminan los listados de resultados de búsqueda y, además, proporciona a las personas información engañosa mediante la declaración que figura en el formulario de solicitud. Es por eso que el DPA ordena a Google cesar y desistir de esta práctica.

Google tiene tres semanas para apelar la multa y ya ha confirmado con VentureBeat que planea hacerlo. Según un portavoz de Google, «no estamos de acuerdo con esta decisión por principio y planeamos apelar».

GDPR es una gran cosa obstaculizada por una mala idea